"EN ARGENTINA, EN LA CIUDAD DE SANTIAGO DEL ESTERO SE APROXIMAN LAS ELECCIONES Y APARECE EN LA ARENA POLÍTICA, UN CANDIDATO CON MUCHA HONESTIDAD Y CAPACIDAD. EL ES ÁNGEL NICCOLAI, UN HOMBRE DIFERENTE, UN AUTENTICO REPRESENTANTE DE LA GENTE"

domingo, 14 de octubre de 2012

EL SALVADOR - El Salvador conmemora natalicio de Schafik Handal

EL SALVADOR - El Salvador conmemora natalicio de Schafik Handal

LATIN Diario Digital -  Este sábado se conmemora un año más del natalicio de Schafik Handal, líder de la revolución salvadoreña y cabeza del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).
En el marco de la conmemoración de un año más del natalicio de Schafik Handal, su hijo Jorge Schafik Handal aseguró que uno de los logros más importantes dejado por su padre son las ideas sobre las etapas de la lucha para lograr la victoria del pueblo salvadoreño.
Jorge Schafik Handal, miembro del Consejo Farabundo Martí e hijo del líder salvadoreño, expresó a teleSUR que el legado de Schafik Handal se mantiene vigente y su gran aporte “lo hizo a partir de un estudio profundo de la historia y de la actualidad en la que mi padre desarrollo su lucha y dejó las ideas claras, dejó un saco lecciones que le permitieron proyectarse hacia el futuro para poder concluir en las distintas etapas que debe transcurrir la lucha de El Salvador”.
Jorge Schafik Handal agregó que la primera tarea es la unidad de todo el movimiento revolucionario del FMLN con el pueblo de El Salvador, se trata de caminar con el pueblo desde la llanura hasta la altura porque la unidad del movimiento o del partido debe hacerse sentir. Y la segunda lección es siempre hablar con la verdad y nunca generar falsas expectativas sobre lo que se va a lograr.”
El hijo del líder salvadoreño asegura que “ahora que nos encontramos en la batalla electoral del 2014 con el seguro gobierno del FMNL es necesario tener claridad en que etapa estamos viviendo y cuál es la etapa siguiente”, esa claridad de ideas y etapas para la victoria son consideradas el mejor aporte de Schafik Handal a la lucha salvadoreña.
En San Salvador se realizó una Tribuna Legislativa para conmemorar los 82 años del líder efemelenista, al cual asistieron militantes, simpatizantes y dirigentes del partido político en el gobierno.
“El acto es una tribuna especial porque la dedicamos a la memoria de Schafik, en el día de su cumpleaños; nos alegra que haya nacido, vivido y tenido el papel que jugó en nuestro país. Este acto es una muestra de que le recordamos siempre y que la militancia que él formó continúa en el camino de la lucha”, manifestó Norma Guevara, Diputada de la Asamblea Legislativa y de la dirección del partido FMLN.
Schafik Handal nació el 13 de octubre de 1930 en el departamento de usulután, al este de El Salvador... con apenas 13 años de edad, inició su lucha apoyando la "huelga nacional de brazos caídos" que derrocó al dictador salvadoreño Maximiliano Hernández. En los años 50 fue expulsado del país y vivió exiliado en Chile, donde estudió derecho y participó activamente en el Partido Comunista de ese país.
Handal fue uno de los cinco miembros que dirigió la guerra revolucionaria entre 1981 y 1992. Además fue secretario del partido comunista salvadoreño y participó como candidato presidencial por el Frente Farabundo Martí en el 2004. Falleció el 24 de enero de 2006 a su regreso de Bolivia, donde asistió a la toma de posesión del presidente Evo Morales.
Su participación en el nuevo período histórico de lucha social, política y electoral, es el legado de gran riqueza que según la militancia efemelenista dejó al pueblo salvadoreño y sus seguidores.

NOBEL DE LA PAZ - Un Nobel extraviado
LATIN Diario Digital - Si algo faltaba para terminar de desprestigiar al Premio Nobel de la Paz, otorgado por el Parlamento Noruego, fue la decisión de conceder esa distinción a la Unión Europea.
Esta distinción fue instituida en el testamento del magnate sueco Alfred Nobel para premiar “a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz.” Ya en el pasado hubo premiaciones que provocaron escándalo: un pérfido criminal de guerra como Henry Kissinger, que hizo estragos en Indochina, lo obtuvo en 1973 y antes, en 1906, el premio había sido para Theodore Roosevelt, conocido por ser el artífice de la “diplomacia del garrote” aplicada para arrebatar la victoria que Cuba estaba a punto de concretar en contra del colonialismo español y para someter al dominio yankee otros países del Caribe y Centroamérica.
Roosevelt además fue el gran arquitecto y ejecutor de la secesión de Panamá de Colombia, todo lo cual no fue óbice para que fuera galardonado por el Parlamento Noruego. Otro antecedente lo ofrece el caso del también presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, premiado en 1919 por su contribución a la creación de la Liga de las Naciones. Deslumbrado por ese logro en tierras europeas los otorgantes desestimaron las informaciones que señalaban las tropelías que Wilson, al igual de los arriba nombrados, realizaba en Nuestra América y que sólo por un alarde de la imaginación podrían ser concebidas como tendientes a promover la fraternidad entre las naciones, la reducción de los ejércitos o la promoción de la paz.
El galardonado utilizó a destajo la “diplomacia de las cañoneras” en el entorno centroamericano y caribeño: intervino militarmente en México, Haití, Cuba, Panamá, República Dominicana y Nicaragua. En 1914 se apoderó del puerto mexicano de Veracruz y en marzo de 1916 y febrero de 1917 sus tropas penetraron en territorio mexicano persiguiendo a Pancho Villa y perpetrando toda clase de crímenes. Sin embargo, el Premio Nobel de la Paz cayó en sus manos.
Todos estos criminales antecedentes, ocultados bajo el prestigio que tenía al Nobel de la Paz, fueron opacando el lauro que obtuvieran hombres y mujeres como Martin Luther King, Desmond Tutu, Nelson Mandela, Rigoberta Menchú y nuestro Adolfo Pérez Esquivel en 1980 que sí habían luchado, y muchos lo siguen haciendo hoy, por el imperio de la paz. Antes, en 1936, otro argentino, Carlos Saavedra Lamas había sido distinguido por su papel mediador en la fratricida guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay.
Ya con la entrega del Nobel de la Paz a Barack Obama (2009) se podía percibir que el Parlamento Noruego estaba más preocupado por amigar a su país con los Estados Unidos - let’s be friends! -que por premiar a quien realmente estuviera luchando por la paz. Ahora hizo lo mismo con la Unión Europea, a la cual en dos sucesivos referendos la población noruega rechazó ingresar.
¿Cómo premiar a una organización que, en estos momentos, ha declarado la guerra a sus pueblos imponiendo una brutal política de ajuste que sacrifica a sus poblaciones para salvar a los banqueros? ¿Se puede premiar como un gesto pacífico condenar a millones de personas al desempleo, la destitución, la pobreza extrema, la clausura de sus esperanzas? O es una broma de mal gusto o una burla a la inteligencia de la comunidad internacional. ¿Cómo olvidar que la Unión Europea ha convalidado y apoyado el criminal bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, sancionando en 1996 una “Posición Común” concebida para reforzar los padecimientos de la isla en consonancia con las directivas de Washington?
¿Y qué decir del acompañamiento que la UE viene haciendo de las aventuras militares del imperialismo norteamericano en Iraq, Afganistán, Libia y, ahora, Siria; o su escandaloso silencio ante el genocidio de Rwanda; o su complicidad con el colonialismo racista del estado de Israel y su criminal política hacia la nación palestina; o su indiferencia ante la suerte de los saharauíes; o su abúlica respuesta ante la destrucción y la muerte sembrada por Estados Unidos en la guerra de los Balcanes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario